LAS MARCAS POVEIRAS

marcas poveiras povoa de varzim portugal

Estrenamos la sección Espíritu Vanderule con esta entrada dedicada a las fascinantes marcas poveiras. En este apartado intentaremos abordar todos aquellos temas que vayan surgiendo durante el viaje y que susciten nuestro interés, que nos llamen la atención, que nos obliguen a investigar, a preguntarnos y saber un poco más sobre esto o aquello. Somos viajeros curiosos y sabemos que muchas de estas historias surgen de maneras casuales y también que es posible que unas y otras se crucen como por arte de magia en distintos momentos y/o lugares. Así que preparaos porque lo que vais a encontrar en esta especie de cajón de-sastre, es un poco de todo. El viaje, nuestra curiosidad y nuestras vivencias serán los encargados de ir suministrando los próximos temas.

marcas poveiras povoa de varzim azules

Una de las grandes ventajas que tiene el viaje lento es descubrir historias tan interesantes como esta. El pasado Febrero visitamos por enésima vez esta zona de Portugal, que tanto nos gusta y donde somos tan felices cada vez que nos dejamos caer por ella. Y una de nuestras entradas de Instagram llamó la atención de la gente, de alguno de nuestros perspicaces lectores. Era una foto de unos edificios y una amplia alameda, en el suelo aparecían unas extrañas marcas. Era el típico adoquinado blanco y negro, tan característico del país vecino. Así que aunque ya conocíamos la historia de aquellos signos geométricos decidimos profundizar un poco más en el tema preguntando por aquí y por allá.

povoa de varzim plaza centro portugal

La zona a la que nos referimos es la de Póvoa de Varzin y Vila do Conde, dos pueblos pegados uno al otro y que comparten uno de los mejores y más largos paseos marítimos de todo Portugal. Pues en la comunidad pesquera de Póvoa de Varzin se vienen utilizando desde tiempos inmemoriales, las llamadas marcas poveiras, que es una especie de protolenguaje que usaban los lugareños para marcar sus pertenencias, su casa pero sobre todo sus barcos. Eran una mezcla de emblema familiar, de escudo de armas y de registro de la propiedad. Estas marcas y todo lo marcado con ellas se transmitía de generación en generación.

marcas poveiras povoa de varzim azul

Aún hoy en día, tirando un poco de la lengua a algún pescador local, logras que te cuenten alguna historia, circulan docenas sobre estos enigmáticos signos. Es posible que se arranquen a contar, tal vez la más famosa de todas ellas, realidad o leyenda, la del Conde de Vilas Boas. Tuvo la ocurrencia el noble de robar una brújula plateada y gastada por el tiempo, en una de sus visitas por el pueblo. Y al intentar venderla unos días después entre los pescadores locales de Matosinhos, un famoso puerto un poco más al sur, casi se lleva una paliza. Conocer los códigos es vital en cualquier negocio y más en el de la delincuencia. Pobre Conde, qué ingenuidad.

En la actualidad muchos en la zona aún continúan utilizando con indisimulado orgullo su marca poveira en las embarcaciones, en edificios y construcciones e incluso como logotipo comercial de su empresa. Renovarse o morir.

marcas poveiras povoa de varzimsimbolo

Las marcas reciben otros nombres, se les llama siglas o señales. Y son pequeñas composiciones geométricas a base de líneas rectas de distinto tamaño que forman un conjunto. Si le ponemos un poco de imaginación, podemos descubrir con facilidad en ellas redes, velas de barco, quillas, estrellas, olas y otros objetos relacionados con el día a día de esta comunidad eminentemente pesquera. Práctico, melancólico y poético, puro reflejo del alma portuguesa.

Los barcos de esta zona, con una estructura y forma muy particular, eran y son los mayores destinatarios de estas marcas y según su tamaño y capacidad para pescar en la costa o en alta mar, pertenecían a una especie de castas. Unos grupos sociales muy diferenciados que no se mezclaban entre ellos. En los años 50, una época oscura y pobre en Portugal, comenzó la emigración a Brasil y muchos de la gentes que se dedicaban a la pesca, buscaron otras aguas y una vida nueva en aquel lejano país. Y nos cuentan que el tipo de embarcación original, el de toda la vida de Póvoa fue poco a poco desapareciendo también. Constructores y pescadores emigraban y poco a poco se fue dejando el oficio de hacer aquel tipo concreto de embarcación. En la actualidad se están intentando, desde diversas iniciativas tanto públicas como privadas, recuperarlos por considerarlos un símbolo muy importante de la ciudad y también de la cultura poveira

marcas poveiras povoa de varzim simbolos

La marca poveira era usada como firma por muchos marineros analfabetos y también como registro de deudas, préstamos y otras acciones de índole económica. Hay muchas facturas, albaranes y libros de cuentas con estos signos familiares.

Otra de las cosas curiosas de las que nos enteramos fue que en esta localidad portuguesa el hijo considerado el heredero es el menor. El motivo es que se piensa que al ser el más joven no ha tenido tanto tiempo para buscarse la vida como el resto de hermanos.

Y cuando ya estábamos metidos en harina, en plena investigación de barra de bar, de tasca marinera pura cepa, se nos han venido a la mente varias historias antiguas y lejanas. En Bretaña también existen unas marcas parecidas que se ponen en las propiedades de cada familia, habitualmente en la parte superior de la puerta principal. Hemos visto muchas y sobre todo en comunidades pequeñas y algo aisladas, en islas o en zonas rurales. Y es bien conocido que los bretones son unos excelentes navegantes. Ahí lo dejamos, cada uno que saque sus conclusiones.

marcas poveiras povoa de varzim misterio

Abundan por aquí usos y costumbres muy particulares y que desconocemos si se realizaban también en otras regiones de Portugal, por aquí insisten en que son exclusivas de la zona, pero ya sabemos como funciona el chauvinismo local. Uno de estos hábitos eran los llamados casamentos (bodas) poveiros donde la pareja era cubierta con una red de pesca y regados con vinho verde como símbolo de una prosperidad siempre ligada al mar, la única forma de vida en aquella época.

vila do conde playa portugal

Las marcas también tienen un componente mágico y religioso, aparecen en tumbas, en iglesias, ermitas y piedras varias repartidas por todo el pueblo. Curiosamente al enterarnos de esto, recordamos una conversación antigua que tuvimos en el pueblo de A Guarda, en Galicia, en plena raia, en la frontera natural de España y Portugal que es el río Miño. Un día cerca de la Playa de Fedorenta, donde hay un spot con unas vistas increíbles y donde solemos quedarnos a dormir cuando visitamos la zona, conocimos a una anciana recolectora de algas que nos contó, ante la numerosa presencia de portugueses en furgoneta y de vacaciones, que los portugueses de Póvoa eran muy devotos, los más devotos de todo Portugal insistía y que visitaban con mucha frecuencia la capilla del monte de Santa Tegra. Y que tenían la costumbre de grabar su marca poveira en la puerta de madera de la capilla para dejar constancia al resto de visitantes que habían pasado por allí. Hoy en día han sustituido esta puerta por una pequeña piedra donde se reproducen dichas marcas, un pequeño homenaje a la devoción sin límites de aquellos vecinos portugueses. Aún tenemos pendiente ir a ver esa piedra, cualquier excusa es válida para volver a visitar este magnifico pueblo.

casino povoa de varzim

El origen de las marcas no está claro y hay como en todas estas cosas, mil y una versiones, unas más académicas que otras. Lo que es evidente son las similitudes existentes entre las marcas de Póvoa y unas descubiertas en la isla de Fionia en Dinamarca. Por lo que no cuesta imaginar que aquellos vikingos aventureros y viajeros del siglo 10 interactuaban en sus viajes con los habitantes de esta zona. Nosotros apoyamos sin duda alguna esta teoría, porque no nos cuesta nada imaginar la zona de Póvoa y Vila do Conde como el mejor escenario posible para una kedada de viajeros medievales, una especie de acto de hermanamiento y de comunión entre culturas lejanas pero muy parecidas.

Y con tanta inmersión en el tema, se han creado como suele pasar, zonas de luces y sombras. Sombras con lo del hijo menor, porque los dos somos primogénitos y luces porque hasta le hemos estado dando vueltas a crear nuestra propia marca poveira para VANDERULE.

Pero eso, es otra historia.