EL DESEMBARCO DE NORMANDÍA

lannion francia casco antiguo
LANNION

Celebramos la cifra redonda del cumpleaños de Busa con nuestro compañero habitual durante este último mes, un calor alucinante y también con una nueva invitada, una resaca espesa y pesada. Lannion es la capital del Tregor, puerta de entrada a la costa del Granito Rosa una zona que nos encanta con muchas calas y miles de rocas repartidas de forma caótica salpicando el horizonte. Paseamos por la sombra de sus calles entre palacetes privados, mansiones imponentes e incluso nos encontramos con fuerzas, tal vez inconsciencia resaquera, para subir las escaleras de Brelevenez, un millón largo de peldaños que ascienden hasta la iglesia con unas vistas de la ciudad alucinantes. Para comer nos decantamos por las crepes y la sidra que por aquí son religión, en una céntrica terraza donde después del festín decidimos que nuestros pasos se dirigirían hacia Normandía. Estábamos dispuestos a buscar territorios no conocidos y lanzarnos a la aventura pues parecía que el tiempo por fin nos iba a dar una tregua, después de más de 10 días bajaríamos de los 30º.

lannion francia brelevenez mirador
VISTAS DESDE BRELEVENEZ

Así que primero nos fuimos a Jugon les Lacs con su monumental lago con docenas de rutas de senderismo y 2 ríos, mucha agua y un pueblo encantador con casas de granito. Imposible hacer alguno de los planes previstos, el calor aún era pegajoso y pesado. Por lo que tuvimos que recurrir a la solución expres de volver a la costa y reponer fuerzas pensando en la etapa normanda que nos esperaba. Y qué mejor destino que la bahía de Cancale, una extensión de costa muy plana y con una oscilación de mareas exagerada, una zona hermosa y slow con pequeños pueblos muy seguidos y con la posibilidad de contemplar el mítico Mont Saint-Michel desde mil perspectivas distintas. Aquí la gente se baña cuando la marea está alta y pilotan unos curiosos triciclos a vela cuando está baja, comen ostras deliciosas de todos los tamaños y calibres a todas horas, pasean y andan en bici por senderos costeros interminables y sin un mínimo repecho, disfrutan de pequeñas terrazas desperdigadas a lo largo de esta costa amable y relajante. Para los autocaravanistas hay todas las posibilidades y más. Campings, áreas de pago y aparcamientos alternativos, un paraíso vamos. Aquí nos fuimos despidiendo del calor abrasador y recibimos con los brazos abiertos al calor sin más, aún así inusualmente hot para esta zona , lo que condicionaba en gran medida el espíritu de la gente, reinaba el rollo chill y a la sombra.

pointe du grouin mont sain michelle francia
POINTE DU GROUIN DU SUD

Nos quedamos en Saint Benoit des Ondes y luego en Hirel y también en Le Vivier sur Mer, los días transcurrieron tranquilos y felices, recuperando una normalidad esperada desde hace tiempo. Esta zona la conocemos muy bien y como habíamos puesto el punto de mira en la región normanda se nos ocurrió atacarla por la costa, con la lentitud slow que nos caracteriza y dejándonos llevar por cualquier impulso o apetencia que nos surgiera sobre la marcha. Después de pasar por la encantadora Ducey a hacer una lavadora nos dirigimos a la costa y una señal en un cruce de caminos nos llevó a la Pointe du Grouin du Sud, a través de carreteras estrechas y caminos por pueblos insignificantes hasta alcanzar la costa y el cabo. Una maravilla las vistas desde aquí del Mont Saint-Michel, desde una perspectiva inédita y con la posibilidad de hacer en marea baja una increíble y maratoniana ruta hasta la base del monte. Ojo siempre acompañados por guías locales porque el terreno es fangoso y el peligro de quedarse atrapado es muy alto. Es increíble la atracción que tiene este pequeño pueblo y su abadía plantados encima de una roca en el medio de un estuario, para turistas y viajeros de medio mundo. El único problema que le vemos a este fantástico descubrimiento es lo poco adaptada que está la zona para vehículos tan grandes.

dragey ronthon playa normandia francia
DRAGEY-RONTHON

Y como todo va fluyendo a su ritmo habitual y como los días horno de pan han dado paso al agradable verano normando nos decidimos a investigar la zona y meternos por caminos perdidos buscando quien sabe qué. Y así acabamos en Dragey-Ronthon, sin duda uno de los grandes descubrimientos de este verano y a donde volveremos seguro en el futuro.

dragey ronthon autocaravanas normandia francia
DRAGEY-RONTHON PARADISE

El sitio pasa el control de calidad Vanderule con nota, una playa inmensa imposible de pasear en una jornada, pinares laberínticos, un pequeño pueblo al fondo si necesitas ver gente, tranquilidad y naturaleza salvaje, una especie de camping alternativo gratuito con sombra y posibilidad de desplegar los bártulos, una especie de ONU con viajeros con nuestras mismas inquietudes, incluso había buena cobertura. Un paraíso al menos para nuestros estándares. Y es en estos regalos que nos hace el guionista, la diosa fortuna o vete tú a saber quién, donde nos dejamos fluir. Y aquí el tiempo y la mente toman otra velocidad, la adecuada para convertir nuestra estancia en un momento memorable.

coutances francia
COUTANCES

En Gavray sur Sienne nos descubren las maravillas de la península de la península de Contentin y tenemos que recurrir a nuestro archivo para recordar qué partes ya conocemos. Como son recuerdos lejanos decidimos vivir el presente y hacer caso a las sugerencias, por lo que ponemos rumbo a Coutances que nos queda de camino y tiene muy buena pinta. Una catedral increíble, los jardines y el centro histórico nos encandilan pero decidimos dormir en St-Lo, ciudad amurallada en lo alto de un risco, señorial y muy bonita, con un río con área de autocaravanas y que está junto a una vía verde que ya recorrimos hace años. El destino nos regala un festival con food trucks y un simpático grupo de gabachos haciendo versiones de los 80. Qué + se puede pedir???

st lo normandia francia
ST-LO

Al echar un ojo al mapa, descubrimos que a pocos kms se encuentra Carentan, del que tenemos gratos pero nublosos recuerdos. Recordamos su puente canal y su vía verde, también su puerto y un centro compacto pero bastante animado, con su mercado semanal ocupando media docena de calles y mucha terraza y bar de pueblo donde tomar el pulso a la zona. Por casualidad descubrimos unas marcas en el suelo y a algunas personas con mapas, nos informan que se ha creado una ruta urbana llamada ” A pie en la historia” donde se muestra el patrimonio local, sus soportales medievales, las mansiones del 18, por supuesto el puerto y el puente canal, pero el mayor descubrimiento es la zona de los lavaderos y un complejo sistema de traslado de agua.

carentan normandia francia
CARENTAN

Una gozada y una manera sencilla, apenas 40 hitos, unas pisadas de color verde, colocados en las aceras de todo el pueblo y unas placas con código QR, para que luego hablen por ahí de lo dificil que es hacer promoción turística. Llevábamos tantos días sin poder hacer lo que más nos gusta debido a la ola de calor, que ahora que las temperaturas eran perfectas no nos surgía el espíritu de ponernos a coser, como mucho hacíamos algo de I+D de barra de bar, adelantando temas pendientes. Ahhh la van life!!!!

contentin nez de jobourg normandia francia
RUMBO AL CONTENTIN

Y después de tanta sobredosis de ciudades bonitas y vida úrbana el cuerpo nos pedía naturaleza y para allá que nos fuimos, dispuestos a recorrer caminos y visitar cabos, bahias y faros por el famoso Contentin. Pero eso es otra historia.